lunes, 26 de mayo de 2008

Moral: universalización, clonación y relativismo

La moral pública, la moral socializable o política para alcanzar su madurez necesita saber diferenciar entre dos grandes ámbitos de la moral propia: la moral individual y la universalizable. Aquello que me exijo a mí, y lo que exijo a los demás.

La búsqueda de imposición de la moral individual se convierte en la búsqueda de la clonación de la propia moral. La moral universalizable y la individual se fusionan llevando a la búsqueda de la imposición moral total. El término totalitarismo nunca se aplicará con tanta autonomía.

Por contra, la ausencia de moral universalizable se convierte en puro relativismo, en pura nada. Nada puedo imponer.. nada que afecte al otro es realmente querido. Y sin el otro, nada soy salvo nada.

La duda entonces se hace tormenta: ¿puedo yo elegir qué parte de mi moral es puramente individual y cuál universalizable? ¿O me viene dado? Y si me viene dado... ¿existe realmente lo moral?

3 comentarios:

JORGE SOLANA AGUIRRE dijo...

Interesante tu blog.

"La moral nace cuando el pensamiento se ausenta". jj. solana

www.jorgesolana.blogspot.com

Iván Moreno dijo...

Bienvenido Jorge.

Para mi gusto, más que necesitar la ausencia del pensamiento, la moral es independiente del pensamiento.

La moral sólo necesita una finalidad para existir. La moral es la finalidad del actuar. El pensamiento únicamente puede ordenar los fines que existen antes de él.

Un saludo.

Político Anónimo dijo...

Hola amigo.

Soy Político y he creado un blog. Me interesaría mucho el poder compartir opiniones contigo, sería un absoluto honor. Me encantaría poder intercambiar links.

Un abrazo

http://politicoanonimo.blogspot.com